Posts tagged ‘pedalear’

febrero 6, 2011

Instrucciones para besar en bicicleta (parte 2)

por Ciclista Viajero

1- Cuando lo inviten a pedalear, preste atención y esté dispuesto. Ha sido elegido especialmente.

2- Proponga calles tranquilas, de escaso tránsito. Ya sabrá el porqué…

3- Si su compañera lo mira fijamente y mantiene su rostro hacia usted, prepárese.

4- Su compañera ha inclinado su bicicleta. Haga lo mismo en sentido opuesto a ella. Puede humedecer sus propios labios ahora.

5- Extienda sus hombros y sus labios hacia su compañera.Si lleva casco, sólo gire un poco más la cabeza. No tiene excusa.

(No intente hacer ésto obviando el punto 4. La bicicleta puede doblar y chocar contra su compañera, sin importar la humedad que aún retienen sus labios).

6- Apoye sus labios sin perder tiempo sobre los de ella. Responda a sus movimientos y proponga los suyos propios. Deben ser de rápida ejecución, eso si. La esquina se aproxima.

7- Pase la esquina. Si es mirado con picardía, frene y continué cercano al cordón la acción de la cuadra anterior… Selle lo que su compañera comenzó y retribuya su temple.

BiciNauta.

(Deje su opinión, que hay una tercera de éste tutorial parte que ya llega a pedal)

diciembre 24, 2010

Brindis en espíritu y presencia

por Ciclista Viajero

Érase una vez un ciclista, un poco loco, un poco cuerdo, fluctuante entre ambos polos, que pedaleaba por donde quería.

Su ruta no era mas que un divagar sobre papel marcado con líneas y referencias. Los deseos y la curiosidad eran mas importantes que el índice de kilometrajes, de estaciones de servicio, de altimetrías o condiciones del camino.

Sus ambiciones lo llevaban alejado de las zonas habitadas, donde no cruzaba siquiera un auto al día. Y se sentía feliz por ello.

Tal era su temple testarudo, que dulcemente lo atrapó la puna, en plena navidad y acampando a 3600 MSNM (metros sobre el nivel del mar).

Pero como las altimetrías eran detalles menores, lo importante fue celebrarlo y descorchar en recuerdo de sus seres queridos, amistades de la vida, afectos ya dejados atrás y los nuevos por venir. Y todo aunque estaba allí solo.

Intentó enviar un mensaje de texto. No hay señal en esas zonas normalmente, pero algunas ráfagas de fuerte viento del este hacía conexión y cada tanto un mensaje entraba a su celular. El resto de los que no llegaron, fueron leídos una semana después, al acercarse a una nueva población.

Detalles menores. El espíritu estaba allí, solo en cuerpo pero acompañado en afectos, mientras la tapa del termo, que oficializaba de copa, se levantó a las cero horas del 25 tantas veces como nombres se pronunciaron como recuerdo y a la vez envío de parte del espíritu para devolverles la presencia y cariño que ellos en algún momento le habían dado…

 

Hoy, años después, repetirá el ritual acompañado de algunos de los suyos y recordando a los demás, levantando la copa por ellos.

 

Feliz navidad a todos. El BiciNauta…

 

Si lo desea, puede dejar su comentario. Es bienvenido.