El viejo tenía algo que contar…

por Ciclista Viajero


Solo uno… alguien pasa y se queda. Ya son dos. El tercero lo seguía al segundo y en un periquete son tres escuchando al hombre que hurgaba la basura instantes antes. Pero pronto serán mas en ese auditorio improvisado.

El viejo había llegado en bicicleta, se detuvo delante del volquete y con su gancho comenzó a sacar papeles, cartones y otras chucherías para reciclar su día a día. Un chico que estaba sentado a pocos metros con otros más, se acerco al contenedor para tirar su basura y el viejo algo le dijo. El chico se quedó escuchando, con cara de sorprendido, aunque no tanto como sus amigos que de lejos observaban la escena.

Mientras el viejo se doblaba la visera para mirar a su interlocutor, se acercó el segundo, con sorna, dispuesto a encontrarle alguna gracia al hecho. Al escuchar al viejo se quedó en el acto apoyado del hombro de su amigo. Su cara se había transformado a la seriedad. Lo mismo sucedió con quien lo seguía.

De hecho, todo estos acontecimientos iban en cascada y cada vez tardaba menos tiempo el siguiente chico en quedarse escuchándolo.

Y es que el viejo, en su natural sabiduría que le daban los años, tenía mas vida y mas historia para contar que los ídolos mediáticos que se sustentan a fuerza de publicidades, especialmente diseñados para convocar adolescentes. Ni siquiera estas ofertas podían provocar el gesto y atención de éstos chicos. Que mas quisiera alguno de ellos poder contar con la convocatoria que tenía este viejo, solo con su elocuencia…

Y así pasaron un buen rato, él en un descanso de su supervivencia diaria y ellos escuchando atentamente lo que él les transmitía.

Y es que el viejo tenía algo que contar…

Anuncios

3 comentarios to “El viejo tenía algo que contar…”

  1. Nos quedamos, por supuesto, con la intriga de lo que contaba. Para eso teníamos que haber estado allí.

    Saludos.

  2. Es que con o sin dinero, la vida guarda secretos vestidos de recuerdo, y si al menos uno escucha, los recuerdos cobran vida y abren puertas y las puertas muestran caminos… y esos chicos todavía no han caminado pero tienen ansias de caminantes nuevos…y es bueno que se detengan ante una puerta entreabierta, pero sobre todo, que la vean…

  3. Me gustan los episodios de suspenso…………. Sos grande Ché Marcelito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: